Blog

Razones por las que los bancos rechazan las solicitudes de crédito

14.06.2018

Razones por las que los bancos rechazan las solicitudes de crédito

A veces, un banco puede rechazar la solicitud de crédito sin dar explicación alguna, incluso si el prestatario había presentado todos los documentos. Esto resulta especialmente preocupante si se necesita dinero para necesidades urgentes, como el pago por algún tratamiento, la reparación del coche, la compra de electrodomésticos, etc.

En este artículo hemos recogido las razones principales por las que los bancos rechazan las solicitudes de crédito.

  1. Falta de historial de crédito

¿Nunca ha solicitado un crédito? Los bancos lo consideran un rasgo bastante negativo, ya que en este caso es difícil prever la escrupulosidad y solvencia del prestatario. Anteriormente, esta práctica solo se llevaba a cabo en Estados Unidos, pero ahora se ha vuelto bastante común en nuestros días. Sin un historial de crédito, el prestatario solo puede solicitar una pequeña cantidad de dinero con una tasa de interés bastante alta.

Si no tiene un historial de crédito, le recomendamos que solicite un micropréstamo y lo pague rápidamente. La ausencia de un historial de crédito no es un obstáculo para la concesión de préstamos por parte de organizaciones de microfinanzas. También puede recurrir a un pequeño banco que acaba de aparecer en el mercado. Tales instituciones necesitan nuevos clientes y les ofrecen unas condiciones bastante favorables.

  1. Mal historial de crédito

Antes de aprobar la solicitud de crédito, el banco envía una solicitud a la oficina de crédito donde se guarda información sobre créditos pasados y presentes del prestatario y sobre los pagos que había hecho. Actualmente, en el historial de crédito también se incluye información sobre todas las solicitudes de préstamo de dinero, incluso si fueron rechazadas.

Un mal historial de crédito es una de las razones más comunes para rechazar la solicitud de crédito. ¿Cómo puede arreglarlo? Puede solicitar un micropréstamo o un crédito con una tasa de interés alta para pagarlo a tiempo. De esta forma, las estadísticas positivas cubrirán las negativas con el paso del tiempo, y los bancos podrán volver a confiar en usted.

  1. Exceso del límite de crédito

Si los ingresos del prestatario están por debajo del nivel aceptable, el banco tiene derecho a rechazar su solicitud.

Por lo general, los bancos tienen una "regla del 30%" (regla del 40%). Es decir, los pagos mensuales del crédito no deben exceder el 30-40% de los ingresos mensuales del prestatario, pero los empleados del banco no siempre informan sobre esta razón.

¿Cómo puede resolver el problema?

  1. Intente solicitar un crédito de una cantidad más pequeña.
  2. Logre extender el plazo de financiación.
  3. Proporcione al banco información sobre fuentes adicionales de ingresos (vivienda en alquiler, trabajo a tiempo parcial, etc.).
  1. Presencia de préstamos pendientes, alta carga de deuda

Si el prestatario tiene varios créditos pendientes, el banco puede rechazar su solicitud. Normalmente, tales créditos se solicitan para pagar deudas antiguas, pero debido a esto, la cantidad de deudas de un prestatario puede aumentar varias veces. Además, los bancos desconfían de las personas que están acostumbradas a vivir endeudadas, no ahorran y no planifican sus gastos. Según los empleados de los bancos, existe el riesgo de que en situaciones imprevistas dichas personas no vayan a pagar el crédito.

  1. Solicitudes frecuentes de crédito

Las solicitudes frecuentes son otro factor preocupante para los empleados del banco, ya que existe un gran riesgo de que se soliciten nuevos créditos para pagar deudas antiguas.

Lo ideal es que la interrupción entre las solicitudes al banco sea de al menos 3-4 meses.

  1. Información incorrecta intencionadamente

La información errónea o falsa en la solicitud o en los documentos que el prestatario presenta al banco es una de las razones principales del rechazo de la solicitud. A veces, los prestatarios exageran la cantidad de ingresos mensuales y proporcionan información falsa sobre los miembros de su familia, pero toda esta información se puede verificar fácilmente.

  1. Lugar de trabajo

El trabajo del prestatario tampoco puede gustarle al banco. Por ejemplo, si el empleado no está oficialmente registrado y el nivel de ingresos no se puede verificar y, dado que los ciudadanos no empleados oficialmente no están protegidos por la ley, no hay garantías de que el prestatario no vaya a perder su trabajo en el futuro (es decir, la fuente de ingresos).

El hecho de que el prestatario haya comenzado a trabajar recientemente, también es otra de las razones del rechazo de la solicitud de crédito. A menudo, los bancos rechazan las solicitudes de aquellos cuya experiencia laboral no excede 1 año, así como la de aquellos que obtuvieron un trabajo hace 6 meses. Los empleados del banco también sospechan de cambios frecuentes de lugar de trabajo, especialmente cuando se trata de financiación a largo plazo.

Algunos bancos se niegan a conceder el crédito a los representantes de las ocupaciones en riesgo de por vida.

  1. Condiciones mínimas

Edad

Los bancos prácticamente nunca conceden créditos a personas jóvenes (18-25 años) y personas mayores (60-65 años). Entre los prestatarios de esta edad, se encuentra la mayoría de los representantes de las categorías de riesgo social con bajos ingresos.

Apadrinamiento

Si en la localidad donde está apadrinado el prestatario no hay sucursales del banco y terminales de pago que pertenezcan a él, su solicitud puede ser rechazada.

Antecedentes penales

Los antecedentes penales del prestatario son un factor alarmante para los empleados del banco, pero en la actualidad, este factor no se toma tan en serio como antes. Sin embargo, las personas con una condena reciente y/o múltiple tienen menos oportunidades de obtener un crédito que aquellos que fueron condenados una vez o hace muchos años.

Proceso de divorcio

Algunos bancos se niegan a conceder créditos a aquellos que no hayan completado el proceso de divorcio. Al fin y al cabo, en este caso, puede haber disputas legítimas sobre cuál de los cónyuges pagará la deuda.

Embarazo

Por muy raro que parezca, el embarazo también es una razón para un posible rechazo. Con el nacimiento de un niño, puede quedar menos dinero para pagar la deuda. Naturalmente, este motivo de rechazo es ilegal. Por lo tanto, los empleados del banco indican otras razones.

Familias con 1-2 cónyuges que no trabajan, 3 o más niños

Existe un riesgo muy alto de que dichas familias no puedan pagar el crédito.

Los motivos enumerados anteriormente influyen en la decisión negativa del banco, tanto individualmente como en conjunto. Por lo tanto, si una persona empleada oficialmente tiene unos altos ingresos pero una elevada carga de deuda, lo más probable es que el banco rechace su solicitud de crédito.

Además, en algunos casos, los bancos rechazan las solicitudes debido a errores internos del sistema.

 

¿Necesita ayuda?

¡Resolvemos todos tus problemas! Verifica más Preguntas frecuentes

Horario oficial:

Lunes - Sábado / 9:00 - 18:00