Blog

Qué hay que saber sobre las tasas de interés de un crédito

18.05.2018

Qué hay que saber sobre las tasas de interés de un crédito

Antes de solicitar un crédito tiene que saber cuánto tendrá que pagar al final. Los préstamos personales se conceden instantáneamente pero su plazo de amortización no es demasiado largo. Por lo tanto, es necesario conocer los gastos futuros por adelantado. Hoy en día solicitar un crédito es absolutamente normal. Es difícil encontrar una persona que nunca haya recurrido a un banco o una organización de microfinanzas para recibir dicho servicio. Por supuesto, un crédito o un préstamo rápido es una opción muy conveniente y simple para resolver problemas financieros urgentes. La financiación ha entrado firmemente en la vida de las personas, permaneciendo en este momento una forma muy asequible de adquirir viviendas, automóviles u otras cosas costosas pero, en cualquier caso, antes de ir con la solicitud al banco, debe calcular cuidadosamente sus posibilidades de pago. La cantidad de pago de los intereses por el uso de un crédito es un aspecto muy importante. Cualquier banco cobra intereses por usar el dinero, y la cantidad específica de su pago se determina en proporción a la cantidad del dinero prestado. Vale la pena considerar este asunto con más detalle.

Cuáles son las tasas de interés de un crédito

La cantidad final de pago depende del esquema que se siga para cobrar los intereses. Hay dos esquemas. El primero es el método de cálculo de la anualidad cuando el cliente paga la misma cantidad cada mes determinada por el banco pero los componentes de estas cantidades serán de diferente magnitud. ¿Qué significa esto? Al solicitar un crédito, el banco calcula inmediatamente la cantidad de pago de los intereses y lo divide en todos los pagos mensuales. El problema es que esta división de pagos no es del todo "transparente". Las cantidades que realice inicialmente consistirán principalmente de los intereses ya cobrados. Solo después de un tiempo comenzará a pagar la deuda del crédito en sí. El segundo esquema de cobro de intereses se llama diferenciado, es decir, los intereses se cobran inmediatamente por el crédito completo y el plazo completo de financiación, mientras que los intereses mensuales se vuelven a calcular por la cantidad restante de la deuda. Este esquema es más preferible para los prestatarios ya que la cantidad final de pago se reduce.

¿Flotantes o fijas?

Las tasas de interés también pueden variar. Por lo general, hay dos tipos: fijas y flotantes según el tipo de financiación en su caso. La tasa de interés fija significa un porcentaje fijo durante todo el período de contrato de crédito. La tasa de interés flotante depende de ciertos índices, hecho por el que se revisa regularmente. Sin embargo, como regla general, los prestatarios no tienen otra opción: la mayoría de los créditos se conceden con una tasa de interés fija. Una excepción es la financiación hipotecaria o automotriz donde puede encontrar tasas de interés flotantes.

Una tasa de interés "justa"

A menudo los bancos usan ofertas tentadoras presentando sus tasas de interés lo más bajas posible. De esta forma se produce la manipulación de prestatarios potenciales dispuestos a ahorrar (la mayoría). Debe tener mucho cuidado en este caso. Independientemente de las promesas de los bancos, la tasa de interés del crédito no puede ser más baja que la tasa de refinanciamiento del Banco Central. Digamos que ahora esta cifra es del 8%. En este caso, la tasa de interés mínima será de al menos un 10-12% por año o más. Si el banco promete una tasa más baja, entonces no se sorprenda de que haya varias comisiones "ocultas". La organización de microfinanzas Finer siempre actúa abiertamente anunciando honestamente qué cantidad deberá pagar el prestatario por el uso del micropréstamo. Podrá conocer toda la información antes de presentar su solicitud de préstamo usando nuestra simple calculadora.

¿Necesita ayuda?

¡Resolvemos todos tus problemas! Verifica más Preguntas frecuentes

Horario oficial:

Lunes - Sábado / 9:00 - 18:00