Blog

Fraude en solicitudes de crédito

26.07.2018

Fraude en solicitudes de crédito

¿Cómo no caer en la trampa de los estafadores de crédito y cómo protegerse?

Fraude en la esfera del microfinanciamiento: un problema actual

Las personas sin escrúpulos a veces aprovechan cualquier situación para su propio beneficio. El llamado fraude en solicitudes de crédito es muy común en estos días. Las personas a menudo solicitan créditos para comprar cosas necesarias, pagar estudios, servicios médicos... Muchos corren el riesgo de enfrentarse al fraude en esta esfera.

Existe un fraude explícito e implícito. En el primer caso, el estafador sabe que está violando la ley para apoderarse del dinero de otras personas. A veces, para estos fines, se aplican esquemas tan complejos que incluso el personal encargado de hacer cumplir la ley no puede revelar. Para no convertirse en una víctima, uno debe ser extremadamente cuidadoso y cauteloso.

Falsificación de documentos

Es el esquema más famoso de fraude crediticio. Una persona puede perder su DNI o pueden robárselo intencionalmente. Si dicho documento cae en manos de estafadores, estos pegarán otra foto y recurrirán al banco con una solicitud a nombre de la persona a la que realmente pertenece el documento.

Normalmente, de esta manera, los estafadores solicitan créditos al consumo dado que los bancos no exigen tanta documentación como para otros tipos de crédito. Algunos bancos y organizaciones de microfinanzas no imponen requisitos estrictos a los prestatarios. Por ello, este esquema de fraude es tan común, pero bajo un esquema de este tipo es imposible obtener una hipoteca o un crédito automotriz, porque ante una cantidad bastante grande los bancos revisan cuidadosamente los datos de los prestatarios.

Después de un tiempo, la persona que perdió su DNI recibe un aviso de pago de un crédito que no solicitó. Afortunadamente, en este caso, demostrar su inocencia es bastante fácil.

A veces puede ocurrir que en la estafa esté involucrado un empleado del banco que tiene acceso a la información personal del prestatario y la oportunidad de adjuntar una copia del DNI original al contrato de crédito. Revelar este esquema fraudulento es más difícil, pero esto es bastante posible si se involucra al servicio de seguridad del banco en la investigación.

Fraude a través de intermediarios

Algunos estafadores que se hacen pasar por agentes de crédito prometen ayudar a obtener un crédito por dinero. A veces se llaman a sí mismos empleados de los bancos y, para que la víctima se lo crea, operan hábilmente con términos profesionales durante la conversación.

Las personas que no están familiarizadas con el negocio bancario son las que se ven más perjudicadas por este esquema. De hecho, cada banco tiene un sistema de scoring, es decir, una evaluación de la solvencia de los prestatarios. Gracias a este sistema, el banco decide si conceder un crédito a una persona o no. Los propios expertos en créditos no pueden influir en los resultados del scoring de ninguna manera.

Si se le ofrece aumentar las posibilidades de aprobación del crédito por dinero, es mejor rechazar inmediatamente. Este esquema no se puede demostrar, y es casi imposible devolverle su dinero.

Fraude al formalizar un crédito en una tienda

En la tienda, los estafadores van a por ciudadanos crédulos que quieren comprar algo, pero no tienen dinero para ello. El estafador se gana la confianza de la víctima y ofrece hacerse cargo de parte de las obligaciones crediticias. Los estafadores se quedan con el contrato de crédito original, lo que obliga a la víctima a pagar el doble de la deuda.

Fraude con tarjetas bancarias

Algunos bancos ofrecen formalizar un crédito con la transferencia de dinero a una tarjeta. Los estafadores usan hábilmente este servicio para sus propios fines.

  1. Cajeros automáticos falsificados

Una víctima desprevenida intenta retirar el dinero en uno de ellos. El cajero automático lee los datos de la tarjeta y los estafadores retiran todo el dinero de la cuenta.

  1. Screening

A veces, los estafadores instalan dispositivos en los cajeros automáticos que leen información de la tarjeta, luego hacen un duplicado y retiran dinero de la cuenta. Revelar dicho esquema es fácil, pero encontrar a los estafadores y llevarlos ante la justicia es mucho más difícil.

  1. Fraude en Internet

A menudo, los estafadores crean sitios web donde se puede pagar facturas, hacer compras, etc. Al pagar con tarjeta, la persona indica toda la información necesaria. Los estafadores hacen duplicados de tarjetas y retiran dinero.

¿Cómo no convertirse en una víctima de estafadores?

Con mayor frecuencia, los estafadores engañan a las personas crédulas y con muy poco conocimiento de términos financieros. Para no ser víctima de un delito, le recomendamos que siga estas reglas.

  1. No pague al agente de crédito por adelantado que le garantice la aprobación de su solicitud de crédito.
  2. No muestre documentos originales a desconocidos que no sean empleados del banco.
  3. No acepte una oferta para falsificar un certificado del lugar de trabajo y otros documentos que aumenten las posibilidades de la concesión del crédito.
  4. No divulgue información sobre su tarjeta bancaria. Para compras en Internet, serán suficientes solo sus números.
  5. Retire dinero solo en terminales ubicadas en las sucursales del banco.
  6. No le diga a extraños qué tipo de compra quiere hacer.
  7. Use solo sistemas de pago conocidos y fiables.

¿Necesita ayuda?

¡Resolvemos todos tus problemas! Verifica más Preguntas frecuentes

Horario oficial:

Lunes - Sábado / 9:00 - 18:00