Blog

Cómo planificar tu presupuesto si tienes un micropréstamo

05.06.2018

Cómo planificar tu presupuesto si tienes un micropréstamo

Administrar bien tu dinero es todo un arte. Parece que debes tener un talento innato para no tener que recurrir a los préstamos y no vivir "de salario a salario", pero esto no es así. Cualquier persona puede aprender a administrar adecuadamente su dinero. Te ayudaremos a hacerlo con algunos consejos.

Ha llegado el momento de descubrir qué es el bienestar económico.

Consejo 1. Concéntrate en lo principal

Ve al supermercado con una lista de productos necesarios y sin hambre. Calcula cuánto dinero necesitarás para comprar un conjunto básico de productos y llévate solo esa cantidad. Por supuesto, no te hagas un asceta olvidándote de tu comida favorita. De vez en cuando puedes darte un capricho, pero solo una vez a la semana y no más. Además, aprende a hacer la compra sistemáticamente eligiendo los supermercados y no las tiendas cercanas.

Consejo 2. Redondea tu presupuesto al valor inferior

Acostúmbrate a contar dinero todos los días, redondeando tu presupuesto al valor inferior. Por ejemplo, el saldo en tu tarjeta es de 1585 euros. ¡Olvida los últimos dos dígitos! A tu disposición solo tienes 1500 euros y, por cierto, ya has ahorrado algo. Con el tiempo, aprende a descartar números de tres dígitos, aumentando de esta forma la cantidad, y así todos los días. Al final del mes tendrás una cierta cantidad que podrás utilizar luego, pero de eso hablaremos más adelante.

Consejo 3. Fija prioridades

Tu primera (y principal) tarea es deshacerte de las deudas por completo. Si tienes que devolver un micropréstamo, debes hacer todo lo posible por pagarlo antes de tiempo. Deberías gastar el dinero ahorrado en el pago de tus deudas y no en tus ahorros. No te limites a un pago mínimo. Puedes devolver la cantidad total para tener una mayor libertad financiera después.

Consejo 4. Divide el dinero y triunfa

Hay muchas formas. Seguramente habrás escuchado la recomendación de ahorrar ⅕ parte del salario cada mes. A continuación te ofrecemos un esquema más fraccionario.

Aprende a distribuir tu dinero en una proporción de 50-20-30.

El 50%, por regla general, se destina a las necesidades diarias: alojamiento, bono de autobús, alimentación y medicamentos. Podemos seguir enumerando cosas, pero el sentido seguirá siendo el mismo: la mitad de tus ganancias te garantizará una vida cómoda.

El 20% se puede gastar con placer, pero sin perder la cabeza. Esto incluye tus actividades favoritas, entretenimiento, ropa y zapatos. Con este dinero puedes comprarte tus dulces favoritos y una botella de vino, pero no uses el dinero de la parte principal.

El 30% es tu salvación. Si en tus planes está pagar un préstamo, entonces el pago mensual no debe exceder el 30% de tus ganancias. Si las deudas están en el pasado, puedes invertir esta cantidad en el futuro.

Consejo 5. No tengas prisa

Teniendo una gran variedad de productos, ya no hay necesidad de comprar algo solamente porque esté rebajado. De esta forma corres el riesgo no solo de gastar dinero, sino también de comprar algo completamente innecesario. Si vas a comprar algo caro, evalúa la utilidad de la compra haciéndote estas tres preguntas:

  1. ¿Sabes exactamente lo que quieres?
  2. ¿Realmente necesitas esto?
  3. ¿Lo necesitas ahora?

Por supuesto, podrás comprar esa cosa solamente si respondes "sí" a las tres preguntas anteriores. De lo contrario, no deberías permitirte cada uno de tus caprichos.

Es importante aprender a administrar el dinero para finalmente salir del juego "cómo vivir hasta el final del mes".

Las dificultades financieras obligan a prestar mucha atención a la planificación del presupuesto, pero con un poco de esfuerzo puedes pagar todas tus deudas y obtener un valioso hábito de por vida.

 

¿Necesita ayuda?

¡Resolvemos todos tus problemas! Verifica más Preguntas frecuentes

Horario oficial:

Lunes - Sábado / 9:00 - 18:00